jueves, 2 de junio de 2011

RD entre los países con mayor casos de sida con relación a la población; aspectos básicos de la enfermedad

Redacción Internacional,  (EFE).- Este mes se cumplen 30 años de la aparición de los primeros casos de sida, una enfermedad vírica que ha pasado de ser sinónimo de una muerte segura a poder ser controlada gracias a los nuevos tratamientos.
CAUSAS Y FORMAS DE TRANSMISIÓN-
El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) es causado por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que sobrevive con dificultad fuera del cuerpo humano, por lo que la transmisión se produce por medio de sangre, semen, fluidos vaginales y por la vía materno-filial.
Los primeros síntomas incluyen fatiga crónica, diarrea, fiebre, pérdida de peso, pérdida de memoria, tos persistente, erupciones cutáneas y la inflamación de los ganglios linfáticos.
La llamada epidemia del siglo XX consiste en el deterioro del sistema inmunológico, que lleva a la pérdida progresiva de la función de ciertas células del sistema inmune denominadas linfocitos CD4, lo que hace vulnerable al organismo. La terapia antirretrovírica puede ralentizar la progresión de la enfermedad al disminuir la carga vírica de la persona infectada.
NÚMERO DE AFECTADOS- En todo el mundo hay 33,3 millones de afectados por el VIH/SIDA, de los cuales el 65 por ciento vive en el África subsahariana.
El sida es la primera causa de defunción en África, el continente con mayor número de infectados y con más nuevos casos de contagio. Las mujeres representan la mitad de las personas que viven con el VIH en todo el mundo, y más del 60% de las infecciones por el VIH en África subsahariana.
El segundo continente más afectado es Asia, con 4,7 millones de personas. Desde que se describiera la enfermedad, unos 60 millones de personas han resultado infectadas y 25 millones han muerto por ella.
En 2008 murieron dos millones de personas y se infectaron por el VIH otros 2,7 millones, aunque esta última cifra representa un descenso de un 17% en los últimos ocho años, según ONUSIDA.
Aún así, Naciones Unidas ha alertado de que el contagio está aumentando en Europa Oriental y en Asia Central debido al uso de drogas inyectables, siendo la causa de aproximadamente uno de cada tres nuevos casos de VIH fuera de África.
En América Latina 1,8 millones de personas están infectadas, entre adultos y niños, y en 2008 murieron 77.000.
El país latinoamericano con más casos en términos absolutos es Brasil, porque su población es mayor. En cambio, los países con más casos en relación a la población son Haití, la República Dominicana y Bahamas.
TRATAMIENTO- Hasta ahora no se ha encontrado un fármaco que cure definitivamente el sida, ni una vacuna que lo evite, aunque se ha demostrado la utilidad de la prevención y de tratamientos antirretrovirales que mejoran la salud de los enfermos.
Las dificultades médicas para combatir este mal se deben a su extrema mutabilidad-
El VIH se integra rápidamente en el ADN del contagiado, lo que lo hace "invisible" para el sistema inmune.
Uno de los principales avances en el tratamiento ha sido su abaratamiento, según responsables de la ONU. El coste directo de los primeros tratamientos con antirretrovirales era de entre 12.000 y 15.000 dólares por persona y año.
Hoy en día, en África el coste directo por persona y año es de 140 dólares. Esto ha sido posible gracias a las presiones de los activistas, a los fondos aportados por los países ricos y a instituciones como el Fondo Global.
El uso de antirretrovirales ha incrementado la esperanza de vida al frenar la progresión de la enfermedad y reducir los niveles del virus en la sangre. Gracias a su desarrollo, unos seis millones de los aproximadamente 13,5 millones de enfermos de sida que necesitan tratamiento tienen acceso a él (5 millones de ellos en África), lo que supone cerca de un 40 por ciento de cobertura.
También se ha adelantado mucho en la prevención de la transmisión de madre a hijo, y el 50 por ciento de las embarazadas seropositivas recibe tratamiento.
En Latinoamérica -donde actualmente hay 1,8 millones de personas infectadas- los tratamientos alcanzan al 60 por ciento de los enfermos que los necesitan.
En los países ricos la hepatitis C es la principal causa de muerte entre los pacientes cuyas defensas están debilitadas por el sida, mientras que en los países pobres es la tuberculosis. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada